Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

Marsella es la segunda ciudad más grande de Francia y capital de la región Provenza-Alpes-Costa Azul. Su privilegiada situación, a orillas del Mediterráneo, destaca entre sus grandes atractivos. Históricamente uno de los puertos más importantes de este pequeño mar que es casi un mundo, hoy es una ciudad encantadora, en parte por las bellezas heredadas y por un toque decadente que la hace muy, muy auténtica. Colorida y llena de vida, con buen clima gran parte del año, es una escapada más que recomendable para un fin de semana.

¿Te animas? En este artículo te mostramos todo lo que puedes hacer en un viaje de 3 días por esta hermosa ciudad mediterránea, que está a sólo 4,5 horas en el tren Renfe-SNCF. Aquí va una guía de lo que no puedes perderte en ningún caso. ¡Empezamos!


Acerca de Marsella

  • Esta ciudad, que cuenta con aproximadamente 850.000 habitantes, tiene muchos contrastes ya que en ella que no solo encontramos diferentes tipos de paisajes sino también de personas de diferentes culturas. Se estima que Marsella podría convertirse en la primera ciudad de mayoría musulmana de Europa occidental, ya que los musulmanes son casi la mitad de la población total de la misma, la mayoría de ellos de origen argelino y tunecino.
  • También conocida como la «Nápoles» de Francia, Marsella conserva un patrimonio histórico invaluable que la hizo ganadora de Capital de la Cultura 2013, una nominación que le ha valido el compromiso de reconstruir algunos de los barrios más importantes.
  • La ciudad destaca, también, por ser una de las capitales más importantes del hip hop europeo.

Como llegar a Marsella desde Barcelona

Ahora, Francia y España están más cerca gracias a la Alta Velocidad. Renfe-SNCF en Cooperación lleva más de 10 años acercando de la forma más sostenible importantes ciudades como París, Barcelona, Madrid, Marsella, Lyon, Nîmes, Montpelier o Gerona entre españoles y franceses. A partir de 8 de abril Renfe-SNCF en Cooperación ha reanudado la ruta de trenes de alta velocidad entre Madrid, Barcelona y Marsella.

El viaje se hace en los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF, que son los que te permiten llegar hasta Marsella desde varias ciudades:

  • Madrid – 8 horas
  • Zaragoza – 6 horas y media
  • Tarragona – 5 horas y media
  • Barcelona – 4 horas y media
  • Girona – 4 horas
  • Figueras – 3 horas y media

¡Y eso a nosotros nos encanta! Básicamente porque los trenes son mucho menos contaminantes que los aviones, además de ahorrarte las esperas y controles en los aeropuertos.

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

Un poco de historia sobre Marsella

  • Antiguo asentamiento griego fundado en el siglo VII a.C., se llamaba Massalia y fue tomada por los romanos en el año 49 a.C. 
  • Se convirtió en la principal puerta de entrada en Occidente del comercio de Oriente
  • Según la tradición católica, María Magdalena difundió el cristianismo en Provenza junto con Lázaro de Betania quien sería el primer obispo de la diócesis de Marsella
  • En el siglo V la ciudad pasó a ser gobernada por los visigodos, que la cedieron a los ostrogodos para evitar que cayera en manos de los francos, que sin embargo terminaron por ocuparla
  • En la primera mitad del siglo IX Marsella fue atacada y saqueada por tropas musulmanas enviadas desde al-Ándalus
  • En 1347 la ciudad fue uno de los focos de penetración en Europa de la devastadora epidemia de peste negra, por su condición de puerto, resultando muertos cerca de 50.000 de sus 90.000 habitantes
  • Marsella se unió a la Provenza en 1481 y luego se incorporó al Reino de Francia al año siguiente
  • Durante el siglo XIX crecieron las industrias y el comercio marítimo, y aumentó la prosperidad de la ciudad
  • Durante la Segunda Guerra Mundial, fue ocupada por la Wehrmacht y sufrió graves destrozos. Los gobiernos de Alemania Oriental, Alemania Occidental e Italia pagaron masivas reparaciones para compensar a los civiles muertos y para la reconstrucción de la ciudad
Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

Qué lugares visitar en Marsella

3 días en Marsella son suficientes para recorrer sus principales atractivos, degustar exquisitos platos, empaparse de su arte y cultura y, por qué no, disfrutar de la naturaleza. Te contamos cuáles son sus principales atractivos. Si piensas estar en Marsella solo durante un día, puedes adquirir el autobús turístico, que recorre los puntos más importantes de la ciudad.

1. «Le Vieux-Port» – El Viejo Puerto

Antiguo puerto griego, llamado «Le Vieux-Port» (El Viejo Puerto). Desde hace 26 siglos es el corazón de la ciudad. Caminar por sus calles, con los mercados de pescado, los locales haciendo sus compras, los turistas, es una gran experiencia.

Si vas a primera hora de la mañana todavía puedes ver el trasiego de barcos y pescadores vendiendo su pescado fresco, mientras que por la tarde puedes tomarte un helado o un vaso de pastis, la bebida local anisada, viendo un precioso atardecer. 

2. El Panier

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

Detrás del ayuntamiento de Marsella se entra al centro histórico de la ciudad, conocido como El Panier. El nombre tiene orígenes inciertos, pero podría derivarse del de una antigua posada, «Le Logis du Panier».

Recorrer Le Panier es una de las actividades a las que le debes destinar un par de horas al menos de tu planificación.

Es un barrio antiguo y laberíntico, donde la ropa que cuelga fuera de las ventanas oculta las fachadas de los edificios antiguos, los ancianos se detienen al costado de la carretera y los juegos de los niños nunca terminan. Este barrio se visita a pie y debe ser explorado en su rareza, en sus callejones y en sus calles estrechas. No te pierdas la Plaza de los 13 Cantones, la Plaza del Refugio, la Plaza de los Molinos y la Antigua Charite

Marsella es una ciudad multicultural y, por lo tanto, sus coloridas historias están salpicadas en paredes que se convierten en murales. Prepárate para descubrir el itinerario definitivo que recorre todo el arte urbano en Marsella, convertido en punto de referencia local.

3. La Catedral de Sainte-Marie-Majeure

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

La Catedral de la Major, construida en la segunda mitad del siglo XIX y que evoca al Oriente por su estilo románico-bizantino, es uno de los edificios que visitar en Marsella más imprescindibles.
Esta iglesia única en su género en Francia y con vistas al mar, destaca por la piedra caliza de colores blancos y verdes de su fachada, así como una bonita decoración interior en mármol y pórfido con elaborados mosaicos, que te dejarán sin palabras.

4. Nuestra Señora de la Guardia

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona
Vistas desde Nuestra Señora de la Guardia

Más conocida como la «Buena Madre», la Basílica de estilo bizantino de Notre-Dame de la Garde parece vigilar Marsella desde la cima de la colina de 150 m donde fue construida en el siglo XIX. Un verdadero símbolo de Marsella, la Bonne-Mère ofrece una vista impresionante de la ciudad. Más allá de la increíble historia de este lugar marcado por más de 800 años de peregrinaje, subir a ella te ofrecerá un relajante interludio en tu visita de Marsella, lejos del ajetreo de la ciudad.

5. La nueva Marsella de MuCEM, entre el cielo y la tierra

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

El broche final de la excursión marsellesa bien podría ser el complejo arquitectónico levantado en 2013 con motivo de la capitalidad de Marsella como ciudad de la cultura. MuCEM (Museo de las Civilizaciones Mediterránea y Europea), obra de Rudy Ricciotti, es el primer gran museo nacional consagrado al Mediterráneo, cuya estructura cristalina que refleja de manera onírica la bizantina Catedral de Santa María la Mayor, está unida por un largo puente con el fuerte de San Juan (del siglo XVII). Complemento intachable del complejo a orillas del mar es el El Centro de Arte Contemporáneo (FRAC) proyectado por Kengo Kuma.

6. Islas Frioul e Castillo de If

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

En ocasión de su visita en 1516, Francisco I comprende la importancia estratégica de las islas Frioul y ordena que se construya una fortaleza allí que, sin embargo, pronto cambia de función y se convierte en prisión. Esta prisión ve morir a mucha gente tras las rejas, pero el nombre de un recluso en particular ciertamente se destaca: el de José Custodio Faria, a quien Alexandre Dumas hará famoso gracias a su novela El «Conde de Montecristo». El Castillo de If, un lugar de muerte y grandes esperanzas, todavía se puede visitar hoy a través de la línea marítima regular que lo conecta con la costa.

Las Islas Frioul forman una barrera de piedra caliza para la hermosa ciudad de Marsella, visible a la distancia. Este archipiélago consta de cuatro islas: Pomégues, Ratonneau, If y Tiboulen. El carácter definitivo de estas islas barridas por los mistrales atestigua una historia lejana. El microclima permite el nacimiento de especies florales originales que, en total, ascienden a 200. Las islas también son un refugio para numerosas aves marinas y el reino de referencia de la gaviota leucofítica. El archipiélago de Frioul ha pertenecido a la ciudad de Marsella desde 1971, mientras que el pueblo de Puerto Frioul fue fundado en 1974 y alberga algunos restaurantes, un puerto deportivo, una granja de acuicultura y una granja de lubina orgánica.

Por otro lado, en la isla de Ratonneau, hay un antiguo hospital, el Hopital Carolina, construido en el siglo XIX para tratar a pacientes con fiebre amarilla en un área bastante tranquila y cerrada. Actualmente la estructura está en desuso, pero un proyecto de remodelación del sitio está en marcha para volver a ponerlo en funcionamiento. 

Otros museos de interés que ver en Marsella

Si hubiera que decantare por un solo museo marsellés, no cabe duda de que el MUCEM es un claro candidato. Pero también hay otros de cierto interés que conviene tener en cuenta:

  • La Vieille Charité (en Le Panier) exhibe antigüedades egipcias de gran valor
  • Museo de la Historia de Marsella
  • Museo de los muelles romanos (detrás del antiguo ayuntamiento)
  • Museo de Bellas Artes
  • Museo de Arte contemporáneo
  • Museo Cantini
  • Museo de Historia Natural

La mayor parte de estos museos se pueden visitar gratuitamente con la Marseille City Pass.

¿Qué comer en Marsella? Guía gastronómica de la ciudad

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona

Probar la gastronomía de la zona que visitamos suele ser una de las prioridades cuando viajamos, además de ver monumentos y lugares de interés. Por eso, a continuación te proponemos algunas recomendaciones para que te hagas una idea de qué comer en Marsella.

La bouillabaisse o sopa bullabesa es la especialidad de la ciudad. Este guiso marinero se elabora con pescados de roca como salmonete, rape o congrio. Se sirve acompañada de picastostes frotados con ajo y salsa rouille (a base de aceite de oliva, pan, ajo y pimentón) que se puede echar en la propia sopa o untar sobre el pan. Suele llevar patatas cocidas. Aunque no es muy fotogénica, resulta deliciosa. Voilà!

A modo de entrante puedes pedir que te sirvan una Tapenade, que no es otra cosa que una pasta de aceitunas machacadas, negras o verdes, que se aderezan con alcaparras, anchoas y aceite de oliva. También como aperitivo puedes degustar los Panisses Fris, que se preparan con una masa de harina de garbanzos que, posteriormente, se fríe.

¿Dónde dormir en Marsella?

Escapada inolvidable a Marsella desde Barcelona
Hotel Mercure Marseille Canebière Vieux-Port 

Marsella tiene un montón de alojamientos para todos los gustos y presupuestos.

A cinco minutos caminando desde el puerto se encuentra el hotel Mercure Marseille Canebière Vieux-Port. Es un hotel muy acogedor de 4 estrellas. Es perfecto para sentirte cómodo durante la visita.

Similar Articles

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Nuestro Instagram

Lo más popular

Chao Pescao acaba de inaugurar su nuevo local en Born 

Chao Pescao es un restaurante con su propia lonja de pescado y marisco fresco. Elige tu producto favorito al peso y te lo preparan...

Tapas Season la aguja en el pajar del Eixample

Siempre es mejor apostar por la autenticidad que sucumbir a la imitación. Y más en una gran ciudad como Barcelona en la que la...

La Mina y Narcos: dos de los mejores escape rooms de Barcelona

¿Estáis preparados para la aventura? En la Mina de St. Louis, deberéis ser cautelosos mientras exploráis sus profundidades en busca de minerales misteriosos antes...